El sector de las reformas como impulsor de la construcción

El sector de las reformas como impulsor de la construcción

16 / 10 / 2018
España ha sido y sigue siendo un país cuya economía ha dependido en gran medida de la buena salud del sector de la construcción. Esto tuvo como gran consecuencia la crisis económica que asoló el país durante años, cuando se inició a partir de 2008.

 

Si llegan buenas noticias para el mundo de la construcción es también gracias al turismo. En los dos últimos años, el uso de la vivienda turística crece de manera meteórica en España.

 

Esto, que son buenas noticias para el sector, supone también un gran problema para las instituciones, pues la guerra del alquiler está provocando que muchas ciudades vayan expulsando sus modos de vida tradicional de sus barrios más céntricos. Desde las administraciones insisten en regular y poner trabas a los alojamientos turísticos para intentar controlar la subida excesiva de precios de los alquileres.

 

Si el sector está regulado, todos los modos de vida pueden convivir, desde los tradicionales que guardan la esencia de los territorios hasta los más turísticos que generan un beneficio económico alto para los territorios.

 

En las grandes ciudades, la subida del precio del alquiler está obligando a muchos inquilinos a buscar alternativas en barrios más alejados del centro, donde es mucho más accesible entrar a vivir en una vivienda. 

 

La explosión de alquileres turísticos está provocando también que el precio del alquiler no vacacional, el de residencia, se vuelva casi prohibitivo en muchas ciudades, con especial énfasis en territorios como Ibiza cuando llega la temporada veraniega, en la que las instituciones ofrecen ayuda para los servidores públicos, como profesionales de la sanidad y la policía.

 

Las reformas, la luz al final del túnel

 

Aunque los tres últimos años ha sido la época en la que han comenzado a verse desde carreteras nuevas grúas, son las reformas la actividad que ha mantenido con vida la construcción, hasta el punto de que ha sido el sustento para miles de familias y profesionales. En lugar de construir nueva obra, las reformas son un nicho muy importante. 

 

Conscientes las familias españolas de la importancia de las reformas, y sobre todo de la menor inversión que requiere este tipo de trabajos, cada vez son más las que se interesan por ellas.

 

Hoy en día existen reformas muy demandadas: levantar el suelo, pintar las paredes, impulsar medidas de ahorro energético… Entre las tres reformas más comunes encontramos las de pintura, el suelo y cambiar la bañera por un plato de ducha.

 

Además de estas, otras medidas asociadas con el ahorro energético y económico y que no suponen un importante desembolso es la sustitución de las luminarias de alto consumo por otras led, que, aunque son más caras, la diferencia de precio se amortiza en poco tiempo.