Casas Prefabricadas: Otra Forma de Construir

Casas Prefabricadas: Otra Forma de Construir

08 / 01 / 2018
Quizás has escuchado hablar de las casas modulares. Las casas modulares son viviendas en las que se industrializa el proceso constructivo. Es modular porque se realiza por módulos, para de esta forma hacer posible el transporte y su posterior montaje. ¿Quieres conocer sus características?

En las casas Modulares, la mayor parte de la ejecución de la obra se lleva a cabo en una fábrica, en unas condiciones de iluminación, humedad y temperatura constantes. Al no influir los fenómenos meteorológicos, como sucedería en una construcción exterior, todo se realiza más rápido y con un mayor nivel de precisión. Diseñas tu vivienda, la encargas, la construyen y llegado el día, te la llevan al solar elegido y la coloca donde tenga que ir

1. ¿Hay que hacer obra alguna en el solar?

Sí, hay que llevar una pequeña obra, la de cimentación (anclar la vivienda al terreno) y las conexiones de los servicios de agua, luz, saneamiento así como los remates de unión de los módulos. “También todo lo que sea urbanización de la parcela, como puedan ser muros, piscina, etc”.

2. ¿De qué se componen estas casas?

Como el resto, pueden tener estructura de hormigón armado, metálica, madera… No es diferente al resto en cuanto a los materiales, sino en el proceso constructivo. Los acabados interiores son los que solemos ver en el mercado y los que elijamos. La cubierta y las impermeabilizaciones sí que están mejor resueltas cuando no es necesario dejar junta alguna.

3. ¿Qué pasos hay que dar para hacer una vivienda modular?

Te conviene contactar con una empresa especialista en contrucción modular, como Obras Gallaecia, para que te dé un presupuesto estimado en función del estudio del solar y de la viabilidad urbanística. Según sean las necesidades, también habrá que elaborar un programa en relación a los metros cuadrados, el número de dormitorios, baños, etc.

¿Un consejo? Te conviene realizar un anteproyecto donde plasmar tus gustos y así personalizar los planos, de esta forma podrás decidir acabados y calidades y podrás obtener un presupuesto cerrado y definitivo.

El desarrollo del proyecto pasa a ser tramitado en el Ayuntamiento. Las viviendas modulares, ya sean de madera, metal u hormigón, necesitan un proyecto técnico y una licencia de obra. Mientras se obtiene la licencia, se realiza el proyecto de ejecución y de fabricación. Debes contemplar los gastos del estudio geotécnico del suelo, el estudio topográfico y los gastos del visado.

La fabricación de la casa comienza una vez se obtiene la licencia municipal y tardará de dos a tres meses, dependiendo de la superficie total. En el montaje y las conexiones de la vivienda, ya en el solar, se tarda aproximadamente un mes. La casa se transporta desde la fábrica hasta el destino con grúas de gran tonelaje.

4. ¿Me conviene este tipo de casas?

El mejor asesoramiento lo obtendrás de parte de un técnico, para que lo analice todo de la manera más objetiva posible. No todos los solares tienen formas idóneas y rectas o están en lugares de fácil acceso.

Nuestro mayor consejo es estudiar urbanísticamente la parcela, ver cuáles son las condiciones que se establecen y con estas premisas, analizar cómo sería una vivienda modular en ese lugar con ese entorno y con esas circunstancias. Los proyectos están para corregir y volver atrás cuantas veces se necesite, algo imposible en el transcurso de la obra. Si nos interesa este sistema en clave de respeto al medio ambiente (Bioconstruccion) también habría que ver con qué sistema y materiales se construiría, la distancia del taller de fabricación al solar y la superficie de huecos según la orientación.

 

¿Qué diferencia nuestras casas modulares?

 

1.  Fases de construcción diferenciadas. La construcción modular se realiza en fases claramente diferenciadas y que han sido planificadas previamente. Las etapas son controladas en todo momento por el equipo que supervisa la construcción y buscan optimizar los tiempos empleados en cada una de ellas. A modo de resumen, el proceso de construcción se divide en:

  • Definición del plano de construcción
  • Obtención de permisos de obra
  • Inicio de la construcción
  • Recepción final en fábrica por el cliente
  • Montaje final en terreno

     

2. Ambiente controlado Una de las principales ventajas de la construcción modular es evitar los imprevistos que caracterizan a la construcción de obra tradicional. Al contar con un espacio de construcción cerrado y al existir una planificación que no depende del clima ni de la ubicación del terreno, nos permite cumplir dicha planificación tal como estaba definida.

 

3. Proceso de instalación. El proceso de instalación de Obras Gallaecia es una obra seca, es decir, no se requiere la preparación ni elaboración de materiales en el terreno del cliente. Debido a que nuestras casas se construyen en fábrica, el proceso de instalación de una casa modular se limita al desplazamiento de los módulos al terreno, lo que se realiza en un plazo días muy corto.

 

4. Mantenimiento. Una de las principales características de nuestras casas modulares es su bajo mantenimiento ya que todos los materiales utilizados son los mismos de una vivienda tradicional de obra, piedra, cara vista, pintura, etc. y estos no los requieren. En todo caso, para que una casa mantenga su valor comercial, es aconsejable realizar un mantenimiento preventivo.

Contamos con el rigor, la experiencia y el equipo de profesionales adecuado que nos permiten ofrecen las garantías necesarias para participar en los procesos de edificación y obra. Si desea más información acerca de nuestros servicios de Restauración y Rehabilitación, póngase en contacto con nosotros. Le asesoraremos y le ayudaremos en su proyecto.